Make your own free website on Tripod.com
Los Canes
Humor.
Volver

Una hermosa mujer sale del banio envuelta en una toalla y le dice a su marido
que ya puede usar la ducha.
Cuando el entra en ella, suena el timbre de la puerta. La mujer abre apenas la
puerta y, al ver a su vecino, le pregunta que desea y este queda boquiabierto
por la belleza de la mujer medio desnuda y alcanza a musitar que le ofrece
quinientos pesos si deja caer la toalla hasta la cintura. La mujer piensa que no
hay nada pecaminoso en mostrarse y toma los quinientos pesos.
Pedro, que es el vecino, saca otros quinientos pesos y se los ofrece si deja
caer la toalla completamente.
Ella ni lo piensa y agarra los cinco billetes al tiempo que deja caer la toalla.
Pedro la contempla un momento y muy alterado la acaricia unos minutos, le da las
gracias y se va, no sin antes volver a manosearla un poco mas. Cuando ha entrado
sale su marido del banio y le pregunta quien era el que llamo a la puerta.
- Era Pedro, el vecino.
- Que cumplidor,  ya me trajo los mil pesos que me debe ?.

Volver